Actualidad

Incendios en la cocina

15161396025a5e74522b191.jpg

  • Publicado el 16/01/2018, 06:01
  • 0

Introducción

Un incendio es una ocurrencia de fuego no controlada que puede abrasar algo que no está destinado a quemarse. Puede afectar a estructuras y a seres vivos. La exposición de los seres vivos a un incendio puede producir daños muy graves hasta la muerte, generalmente por inhalación de humo o por desvanecimiento producido por la intoxicación y posteriormente quemaduras graves.

Para que se inicie un fuego es necesario que se den conjuntamente tres componentes: combustible, oxigeno y calor o energía de activación.

Clases de fuego

A los efectos de conocer la peligrosidad de los materiales en caso de incendio y del agente extintor siga las instrucciones: extintor, agua, llamar a los bomberos, mantener la calma, no respirar y no se mueva del sitio en donde se ubica. En Europa y Australia los incendios se clasifican en 4 grupos:

Clase A: Son los fuegos de materiales sólidos,generalmente de naturaleza orgánica,cuya combustión se realiza normalmente con la formación de brasas,1 como la madera, tejidos, goma, papel, y algunos tipos de plástico.
Clase B: Son los fuegos de líquidos o de solidos licuables,2 como el petróleo o la gasolina, pintura, algunas ceras y plásticos.
Clase C: incendios que implican gases inflamables, como el gas natural, el hidrógeno, el propano o el butano.
Clase D: incendios que implican metales combustibles, como el sodio, el magnesio, el potasio o muchos otros cuando están reducidos a virutas muy finas.

En ciertos países también existe la:
Clase F o K: Son los fuegos derivados de la utilización derivados de aceites para cocinar.3 Las altas temperaturas de los aceites en un incendio excede con mucho las de otros líquidos inflamables, haciendo inefectivos los agentes de extinción normales.
clase E: de origen radioactivo.

Evitar los incendios en la cocina

– Mantenga las toallas, las agarraderas y las cortinas, alejadas de las llamas, hornos y de la parte de arriba
de las estufas.
– Nunca deje sola la comida que se está guisando en la cocina. Un grave incendio puede empezar en segundos.

– Limpie regularmente las superficies donde se cocina, para impedir la acumulación de grasa que podría empezar un incendio.
– Nunca use la cocina o el horno para calentar su casa.
– Revise cuidadosamente la cocina antes de irse a la cama o antes de salir de casa. Asegúrese de que todos los aparatos eléctricos estén apagados.
– Asegúrese de apagar la cocina o el horno cuando haya terminado de utilizarlos.

Estufas portátiles

La cantidad de incendios que se declaran en las viviendas aumenta considerablemente durante los meses de más frío, registrándose las cifras máximas entre diciembre y febrero. Las estufas portátiles desempeñan un papel importante en este incremento. Antes de enchufar la estufa, asegúrese de que sabe cómo utilizarla de manera segura:

– Lea detenidamente las instrucciones de uso.
– Nunca coloque una estufa en lugares donde un niño o mascota podrían volcarla o derribarla accidentalmente.
– Nunca coloque una estufa demasiado cerca de una cama, especialmente de la cama de un niño.
– Mantenga los periódicos, revistas, telas de cortinas, piezas de vestir y ropa de cama alejados de estufas, radiadores y chimeneas.
– Las estufas deben colocarse a una distancia de por lo menos a 90cm de cualquier material inflamable.

Medidas de seguridad al cocinar

– Cuando cocine, vigile atentamente lo que se calienta y no lo deje desatendido ni por un segundo. Dos de cada cinco muertes por incendios en cocinas ocurren porque nadie atendía la cocción.
– No deje nada cocinando en el fuego ni aparatos eléctricos de gran consumo en marcha cuando abandone su domicilio.
– Use mangas cortas o ajustadas cuando cocine. Evite también la ropa inflamable, que podría expandir el fuego con facilidad.
– Tenga siempre un extintor en la cocina.
– Evite las corrientes de aire en la cocina que pudieran apagar el gas, especialmente si está usted en otra habitación.

– No almacene ni manipule líquidos inflamables en la cocina. Evite acumular combustibles innecesarios en su casa, como ropa vieja, periódicos, pinturas, etc.
– Limpie periódicamente los filtros de la campana extractora de la cocina. Conserve también limpias de grasa las salidas de humos y las entradas de aire.
– Antes de usarlas, elimine la grasa de las tostadoras y los artefactos pequeños.
– Mantenga limpia el área de la cocina. Limpie los utensilios de cocina y las superficies después de cocinar para evitar la acumulación de grasa.
– No cocine cuando haya bebido alcohol o tomando alguna medicación que lo vuelva somnoliento.
– Mantenga alejados a los niños de la cocina y zona de planchar. Sitúe los objetos calientes o con llama viva fuera de su alcance.

Acciones a tomar en un incendio

– Mientras cocina tenga a la mano la tapadera del recipiente para cubrirlo de inmediato en caso de que surjan llamas a causa del aceite o la grasa caliente. Deje tapado el recipiente hasta que se haya enfriado completamente.
– Si ocurre un incendio dentro del horno, apáguelo y mantenga cerrada la puerta del mismo.
– Si intenta apagar un incendio asegúrese de no haya nadie más en la cocina y de que exista una vía de escape disponible para usted.
– Si no sabe qué hacer ante un incendio, simplemente salga de la habitación. Cuando lo haya hecho, cierre la puerta para intentar contener el fuego.
– Después de que haya salido, llame al 911 o al número de emergencias local.

Fuentes: Wikipideia.org / kidshealth.org / usfa.fema.gov / revista.consumer.es / articulos.elclasificado.com


Más Fotos:


Compartir